14 de octubre de 2010

Comunicado de prensa

Legisladores han presentado varias iniciativas en el Congreso para eliminar la figura del arraigo

 

El arraigo en México carece de control jurisdiccional así como de mecanismos internos efectivos frente a violaciones de derechos humanos; el derecho a una defensa efectiva se ve frustrado por la distorción de los procesos ministeriales y jurisdiccionales en los procedimientos que incluyen el arraigo, coincidieron legisladores, académicos y organizaciones de la sociedad civil en el Foro: El arraigo en México Frente a los derechos humanos.

Ponente en el Foro, Rubén Moreira Valdés, presidente de la Comisión de Derechos Humanosde la Cámara de Diputados, destacó la existencia de diversas iniciativas presentadas ante el Congreso por legisladores de diversas fuerzas políticas, con el objeto de eliminar el arraigo.

En el auditorio Nicolaíta del Centro Cultural Universitario, con la presencia de víctimas de violaciones a derechos humanos en el llamado michoacanazo, Juan Carlos Gutiérrez, director general de la CMDPDH, mencionó que el arraigo es una medida autoritaria que favorece a la práctica de la tortura y la prisión arbitraria de la que se ha dado un uso indiscriminado.

En su participación, la diputada Guadalupe Barrena señaló que mientras en 2002 la medida se aplicó 37 veces, durante 2008, primer año de la reforma constitucional en materia de justicia penal, la cifra se disparó a alrededor de mil 37 arraigos y en 2009 fueron alrededor de 2 mil 700. Juan Carlos Gutiérrez previó que a ese ritmo, para 2016, año en que los transitorios de la reforma prevén la plena implementación de la reforma penal, se habrán librado alrededor de 12 mil arraigos y se enfatizó en la opacidad y falta de control estadístico de la medida.

Los expositores coincidieron también en que es urgente diseñar figuras jurídicas que garanticen la seguridad pública sin menoscabo del respeto irrestricto de los derechos humanos y el estado democrático de derecho e incidieron en que la constitucionalización del arraigo no implica su constitucionalidad.

Convocado por la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, el Foro celebrado en Morelia, Michoacán, tuvo como objetivo discutir soluciones alternativas al arraigo que sean compatibles con los más altos estándares internacionales en materia de derechos humanos, valorar desde perspectivas plurales el uso del arraigo, promover la consolidación de un sistema de justicia penal y seguridad pública respetuoso de los derechos humanos, así como reflexionar sobre el concepto, tipificación, investigación y penalización de la delincuencia organizada en el marco de un sistema acusatorio de justicia penal.

Share This

Comparte

Comparte este post en tus redes.

Shares
A %d blogueros les gusta esto: