Comunicado de prensa

  • Resuelven amparo que determina la inocencia de 18 personas torturadas, arraigadas y acusadas del supuesto delito de asociación delictuosa en Tabasco
  • La CMDPDH presentó el caso al Relator Especial sobre la cuestión de la Tortura, la Relatora sobre la Independencia de Magistrados y Abogados y al Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria


México D.F., 14 de diciembre de 2010.- Entre los días 13 y 26 de agosto de 2009 fueron detenidos arbitrariamente 18 personas en el municipio de Huimanguillo, Tabasco, quienes fueron sometidas a tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes, posteriormente arraigadas y acusadas por el supuesto delito de asociación delictuosa agravada. Permanecen recluidos en el Centro de Readaptación Social del Estado de Tabasco con autos de formal prisión dictados por un juez con declaraciones obtenidas bajo tortura.

El 1º de diciembre pasado, el Juzgado Tercero de Distrito de Villahermosa a cargo de la jueza Isabel Iliana Reyes, resolvió un amparo interpuesto por la defensa en el que de forma lisa y llana dicta la inocencia de las 18 personas. A partir de esta fecha corre el plazo de 10 días que tiene el Ministerio Público para interponer un recurso a dicha resolución.

De acuerdo a la documentación de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) y del despacho jurídico Consejo de Defensa Tabasco, así como información de los detenidos y sus familiares, durante las detenciones no medió ninguna orden de aprehensión o presentación. Las detenciones estuvieron a cargo de elementos del Ejército mexicano y de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal. Las 18 personas, antes de ser presentadas ante la autoridad competente, fueron incomunicadas hasta por 14 días.

Durante ese lapso, fueron sometidas a actos de tortura que consistieron en golpes; aplicación de descargas eléctricas en distintas partes del cuerpo; asfixia por colocación de bolsa de plástico en la cabeza: algunos de ellos fueron enterrados en un hormiguero para que fueran atacados por los insectos; fueron obligados a ingerir agua para arrojarla por la nariz; como método de tortura, varios de los detenidos fueron privados de alimentos y en ocasiones lo único que les daban de beber era orina. Todo lo anterior, con el fin de que se declararan culpables del delito de asociación delictuosa.

El caso fue presentado el 11 de marzo de 2010 al Relator Especial sobre la cuestión de la Tortura, a la Relatora sobre la Independencia de Magistrados y Abogados y al Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la Organización de las Naciones Unidas. Asimismo, fue informado a la representación en México de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, quien da puntual seguimiento al caso.

Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos A.C. (CMDPDH)
Despacho jurídico Consejo de Defensa Tabasco
 

Share This

Comparte

Comparte este post en tus redes.

Shares
A %d blogueros les gusta esto: