La defensora de derechos humanos Marisela Escobedo Ortiz fue asesinada ayer en la ciudad de Chihuahua luego de nueve días de protesta frente al Palacio de Gobierno del Estado exigiendo justicia pior el asesinato de su hija Rubí Marisol, muerta en septiembre de 2008 a la edad de dieciseis años a manos de su pareja sentimental Texto completo en PDF

Share This

Comparte

Comparte este post en tus redes.

Shares
A %d blogueros les gusta esto: