México D.F., a 26 de julio de 2012

El día de ayer la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aceptó la controversia constitucional presentada por el Ejecutivo federal contra la Ley de Víctimas. Con lo cual la vigencia y promulgación ordenada por el Presidente del Congreso queda suspendida hasta que se resuelva dicha controversia.

La decisión del Ejecutivo de acudir ante la SCJN cumple su objetivo al dejar sin efectos la mencionada legislación hasta tanto el órgano judicial no se pronuncie al respecto. A propósito Juan Carlos Gutiérrez, director general de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, manifestó:

“Esta maniobra de último momento invalida todo el proceso de elaboración de la Ley, impulsado tanto por instituciones y expertos, entre ellos la UNAM, el INACIPE, el Movimiento de Víctimas y el consenso de todos los partidos representados en el Congreso de la Unión. La negativa de la oficina presidencial de publicar la Ley es una afrenta al derecho a la verdad y la reparación a las cuales está obligado el Estado mexicano de acuerdo con los estándares en materia de derechos humanos que en nuestro país son de orden constitucional.”

Para el padre Miguel Concha, director general del Centro de derechos humanos Francisco de Vitoria: “Es preciso hacer un paréntesis, para denunciar el manoseo de la Ley General de Víctimas por los panistas de la mesa directiva de la Cámara de Diputados y de la SG, que la secuestraron 20 días, probablemente con un objetivo electoral. El plazo constitucional establecido por el apartado b) del artículo 72 empezó a correr el 10 de mayo. Entonces el veto a la ley tendría que haberse enviado a más tardar el 9 de junio, es decir, en plena campaña electoral, lo que habría sido un escándalo mediático, que habría dañado a la candidata del PAN. Por eso maniobraron con intercambios epistolares irregulares para justificar la interrupción del plazo y el envío extemporánea del veto.”

La CMDPDH y el Centro de Derechos Humanos “Fray Francisco de Vitoria” consideran que no existe en este momento sustento para abrir grupos de discusión entre SEGOB y víctimas para revisar la Ley. En vista de lo anterior, exhortamos a la Suprema Corte de Justicia que priorice el estudio de la controversia constitucional y convalide los argumentos esgrimidos por el Congreso de la Unión,  ordenando al Ejecutivo que acate el oficio del Senado y publique esta ley urgente, legítima y representativa de las demandas y necesidades de miles de víctimas.


Comunicación CMDPDH 
comunicacion@cmdpdh.org     Tel: (52) (55) 55 64 25 82  www.cmdpdh.org                    Twitter:@CMDPDH          Facebook: Cmdpdh      

Share This

Comparte

Comparte este post en tus redes.

Shares
A %d blogueros les gusta esto: