México, D.F., 3 de Octubre 2012

 

La CNDH emite recomendación por caso de
tortura y violación sexual a manos de militares

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 52/2012, por la detención arbitraria, retención ilegal, tortura y violación sexual en contra de Miriam Isaura López Vargas. En ella, la CNDH detalla los graves actos perpetrados en las instalaciones las de la 2/a Zona Militar en Tijuana, Baja California, durante el mes de Febrero de 2011.

 

El 2 de febrero de 2011, Miriam Isaura fue detenida en la ciudad de Ensenada, Baja California, por elementos del Ejército mexicano, quienes iban vestidos de civil y encapuchados. Miriam Isaura fue trasladada a las instalaciones de la 2/a Zona Militar en Tijuana, y acusada de posesión de “5 kilogramos de marihuana y diversos paquetes de enervantes, que supuestamente le habían sido encontrados después de una revisión motivada por una denuncia anónima.”

 

Tal y como lo señala la recomendación, se comprobó que la acusación fue falsa, pues se demostró la alteración de los hechos por parte de los militares que la aprehendieron, de acuerdo a varios testigos a quienes constó la forma en que Miriam fue detenida.

 

La CNDH denunció la actuación de los elementos castrenses, señalando que el presente caso “pone de manifiesto el preocupante modus operandi con el que se conducen los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional adscritos a la 2/a Zona Militar en Baja California, pues han realizado operativos sin orden de cateo y sin uniformes, logotipos o insignias, que permitieran a los agraviados identificarlos como servidores públicos.”

 

Además de la detención arbitraria, Miriam Isaura fue víctima de tortura y abusos sexuales con el objetivo de hacerla reconocer la responsabilidad de un delito que no cometió y que en repetidas ocasiones negó haber participado. Durante varios días, la víctima fue sometida a tortura y tratos crueles e inhumanos por parte del Ejército mexicano.

 

La CMDPDH, como organización de la sociedad civil y parte litigante en el presente caso, condena el uso de la violación sexual como método de tortura, un abuso cada vez más frecuente en México en el marco de la estrategia de seguridad pública y combate a la delincuencia organizada, donde las mujeres se encuentran cada vez más en una situación de mayor vulnerabilidad.
Además, si bien el caso ha sido ventilado ante autoridades civiles, las investigaciones ministeriales no han avanzado de manera diligente. La denuncia fue presentada ante la Procuraduría General de la República (PGR) desde diciembre de 2011, pero a la fecha no ha habido ninguna diligencia en la investigación sobre la identidad de los agresores.

 

Como lo explica Silvia Vázquez, abogada de la CMDPDH, “no hay registros de las violaciones sufridas por las mujeres quienes son detenidas por el Ejército y retenidas ilegalmente en cuarteles militares. Las posibilidades que tienen como víctima para acudir ante las autoridades competentes son nulas y resulta imposible presentar denuncias contra miembros de las Fuerzas Armadas en tales condiciones. Además, la falta de sensibilidad de las autoridades responsables para atender las denuncias por violación sexual termina por victimizar de nuevo a las mujeres. Las autoridades competentes deben ser más accesibles y poner fin a la impunidad que aún prevalece.”

 

En relación al arraigo al que posteriormente fue sometida Miriam Isaura, la CMDPDH lamenta que la CNDH una vez más no se haya pronunciado en cuanto a la arbitrariedad de la medida, la cual a todas luces vulnera los derechos humanos y amplía las posibilidades de que una persona sea sometida a tortura. Al respecto, la organización renovó su llamado a la Comisión Nacional a emitir un pronunciamiento sobre el uso excesivo del arraigo en México y las consecuentes violaciones de derechos humanos que ello implica.

 

La CNDH recomendó a la SEDENA a actuar en el marco de la legalidad en las actividades de combate a la delincuencia organizada y les instó a abstenerse de realizar detenciones encubiertas y retener a personas en instalaciones militares. Asimismo, solicitó investigar los hechos y sancionar a los militares responsables.

 

Por otro lado, también recomendó a la PGR sancionar a los funcionarios ministeriales que avalaron la actuación ilegal de los elementos del Ejército pertenecientes a la 2/a Zona Militar de Baja California, quienes tomaron declaración ministerial al interior del cuartel militar e ignoraron las señas de tortura.

 

La CMDPDH insta a las autoridades señaladas a cumplir con celeridad las recomendaciones formuladas por la CNDH. En particular, resulta de primordial importancia que se tomen las medidas necesarias para prevenir la repetición de este tipo de crímenes, así como la realización de una investigación imparcial y exhaustiva sobre las violaciones de derechos humanos que permita la sanción de los responsables y se garantice la reparación integral a las víctimas.

 


Mayores informes:

CMDPDH Tel: (52) (55) 55 64 25 82 Mail: comunicacion@cmdpdh.org

Twitter:@CMDPDH   Facebook:Cmdpdh   www.cmdpdh.org

Share This

Comparte

Comparte este post en tus redes.

Shares
A %d blogueros les gusta esto: