La CMDPDH ha documentado las múltiples violaciones a los derechos humanos que implica la aplicación del arraigo en México, figura mediante la cual las autoridades pueden detener hasta por 80 días a una persona sin estar sujeta a un proceso judicial, en ocasiones incluso en instalaciones militares, hoteles o casas particulares. En su aplicación, hemos podido comprobar que primero se detiene a la persona y después se aprueba la orden de arraigo, lo que constituye una detención arbitraria.

Share This

Comparte

Comparte este post en tus redes.

Shares
A %d blogueros les gusta esto: