Por Silvia Vázquez Camacho*

En el año 2009, en Baja California, bajo la excusa de combatir al crimen organizado se cometieron atrocidades. La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), recabó numerosos testimonios de víctimas de tortura y arraigo en cuarteles militares en el periodo de 2009 a 2011, en el Estado de Baja California. Elementos del ejército comisionados del 28vo. Batallón de Infantería de la Secretaría de la Defensa Nacional denominado “Aguaje de la Tuna” y del cuartel “Cuartel Morelos”, personal de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de Tijuana y personal de la Procuraduría General de la República Delegación, Baja California.

Todas las víctimas fueron acusadas y procesadas por el delito de delincuencia organizada, secuestro y fomento al narcotráfico. La mayor parte de las víctimas obtuvieron su libertad entre 2010 y 2012. Desafortunamente aun permanecen cuatro de ellos privados de su libertad en espera de la sentencia.

Los siguientes textos, son extractos y forman parte de las declaraciones de las víctimas de los casos más representativos de violaciones a los derechos humanos, que la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste y la CMDPDH han documentado en Tijuana, B.C.

[…] los militares se pararon enfrente del bulevar, frente de mi, se bajaron del vehículo y me preguntaron a quién le estaba hablando y les dije que con mi señora, luego me dieron tres golpes con un rifle y me subieron a la camioneta […] AP/PGR/VEIDCSPCAJ/FECC/SPF/M3/167/2012 (Caso 4 Civiles)

[…] nos llevaron a otra casa y ahí no me bajaron, entraron a la casa y se escuchaban gritos de señoras y niños llorando, entraron tumbando puertas, y como no estaban vestidos de militares, el que traía el mando me apuntó con una pistola en la cabeza y me decía que si no aceptaba que eso era mío, me daría un balazo en la cabeza […]AP/PGR/VEIDCSPCAJ/FECC/SPF/M3/167/2012 (Caso 4 Civiles)

[…] un soldado me llevo a un cuarto solo donde solo había una silla, me sentó ahí me dijo que no volteara para atrás, luego me dio 2 algodones para que me los pusiera en los ojos. Luego me empezó a poner la cinta canela en los ojos, alrededor de mi cabeza, luego llegaron 4 personas uno de ellos me dijo que me parara que me iba hacer una revisión tocándome mis nalgas y mis pechos así como mis piernas, yo le decía que por favor no me estuviera tocando […] AP/2ZM/17/2009 (Caso 25 Policías)

[…] me puso como una bolsa de plástico en la cara y cortándome la respiración y con la desesperación me movía para los lados, me volvió a poner la bolsa de plástico, al sentirme sin aire por reacción mía mordí la bolsa y le hice un orificio y por ahí tome aire, el militar se dio cuenta […] AP/2ZM/17/2009 (Caso 25 Policías)

[…] me quede inconsciente por la bolsa que me pusieron en la cara para asfixiarme se encontraba un soldado de sanidad en el lugar reanimándome[…] AP/2ZM/17/2009 (Caso 25 Policías)

[…] sentí un trapo en mi cara mojado, sentía que no podía respirar, empecé a moverme trataba de enderezarme, me empezaron a echar agua, tenía dos personas encima de mí y de la desesperación o por la fuerza me incorpore, rompí la cuerda que tenía en las manos […]AP/PGR/FEVIMTRA-C/139/2011 (Caso de violación sexual)

[…] el me empezó a jalar la ropa, yo le decía que no, el me decía que no me hiciera, que eso era lo que yo quería,me jalo el pantalón y la ropa interior el me abuso, cuando se quitó le hablo a otro, después me mandaron a bañar los militares […] AP/PGR/FEVIMTRA-C/139/2011 (Caso de violación sexual)

[…] sentí me sujetaron las manos muy fuerte por mi espalda, me amarraban mis manos con unas vendas tan fuerte que sentí mis manos adormecidas, me acostaron boca arriba, todo quedo en silencio por unos momentos, sentí que me cubrían mi cuerpo, desde mi pecho hasta las piernas con un cobertor y me amarraron mis pies, minutos después dos personas se subían sobre mi, me empezaron a golpear fuertemente con sus puños y sobre mi abdomen dejándome sin respiración […] (Caso 11 Policías)

[…] esas bolsas me las pusieron para asfixiarme y con las cachas de la pistola me pegaban en la quijada, la cual tengo dislocada; […] (Caso 11 Policías)

La CMDPDH, ha representado a estas voces ante diversas instancias, organismos nacionales e internacionales. De las denuncias presentadas ante las Procuradurías Estatales de Justicia y de la Federación, sólo obran las declaraciones de las víctimas, testigos de los hechos y elementos de prueba aportados por sus representantes. De igual forma existen recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos que son 87/2011 y 52/2012. A la fecha, el Estado mexicano no ha realizado acciones efectivas de investigación, sanción y de reparación, a pesar de denuncias y de las recomendaciones emitidas por la CNDH, interpuestas por los víctimas y familiares.

Los responsables de estos actos siguen desempeñándose como servidores públicos.

Sus nombres son: General Duarte Mujica, Comandante de la Segunda Zona Militar, removido recientemente pero activo en el ejército; Fernando Coaxin Hernández, Director de Sanidad del Cuartel Militar, activo aun en 28 batallón; Teniente Coronel Julián Leyzaola Perez, actualmente Secretario de Seguridad Pública en el municipio de Juárez; Capitán Gustavo Huerta Martínez, se desconoce su actividad; Sayda Rafaela Román Lopez, Agente del Ministerio Público de la Federación, Delegación Baja California; Maria Dolores Moreno Calderón, Defensora Publica de la Federación; Eduardo Villarreal Mondragón, militar activo en el 28 Batallón; Bersain Morales Morales, militar activo en 28 Batallón; Rafael Lázaro Valencia Nieto, Agente del Ministerio Público Militar, activo en el 28 Batallón y otros que aún no han sido identificados.

Es importante señalar que la mayoría de las víctimas, sus familiares y sus defensores cuentan con medidas cautelares para su protección debido a las amenazas, intimidación y hostigamiento perpetrados por actores del Estado. Estas voces representadas por la CMDPDH, exhortan al Estado mexicano para que garantice en los términos del artículo 1° Constitucional, a fin de que prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos. En particular, que sancionen actos de tortura por agentes del Estado apegado a los más altos estándares internacionales y que se garantice una reparación integral para las víctimas.

* Abogada del área de defensa de la CMDPDH.

Share This

Comparte

Comparte este post en tus redes.

Shares
A %d blogueros les gusta esto: