• El Estado Mexicano está obligado a, asumir y reconocer la magnitud del problema respecto de violaciones graves a los derechos humanos.

  • Reacciones de altos funcionarios hacia el informe del Relator expresan una actitud de desinterés.

  • Organizaciones piden al Gobierno mexicano, crear mecanismos efectivos para dar cumplimiento a las recomendaciones de los organismos internacionales.

Las organizaciones de defensa y promoción de los Derechos Humanos manifestamos nuestro rechazo a las reacciones recientes del Gobierno mexicano que descalifican el Informe del Relator Especial sobre la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, Juan Méndez, presentado el 9 de marzo de 2015 ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra.

El gobierno mexicano negó que en el país la tortura sea “generalizada” y pidió al relator, documentar los casos y sustentar sus aseveraciones con la realidad objetiva e incluyendo todos los puntos de vista. En este sentido, desconocer la evaluación sobre el grado de cumplimiento de las obligaciones internacionales, no es nueva. El gobierno mexicano lo ha convertido en una práctica común que intenta minimizar el alcance y contenido de las recomendaciones de los órganos internacionales de protección de derechos humanos, deslegitimando sin fundamento suficiente la veracidad de la información que los sustenta. Lo anterior, demuestra una clara contradicción con el discurso de cooperación y apertura con los órganos de vigilancia de derechos humanos que el Estado mexicano dice tener. Las organizaciones firmantes recuerdan que el informe del Relator se encuentra sustentado sobre evidencias solidas obtenidas en su visita realizada durante abril y mayo de 2014.

“El relator recibió numerosas denuncias verosímiles de víctimas, familiares, sus representantes y personas privadas de libertad que demuestran la persistente utilización de torturas y malos tratos como método de investigación en diversas partes del país por parte de policías municipales, estatales y federales, agentes ministeriales estatales y federales, y las fuerzas armadas,” dijo el Relator en su informe.

Adicionalmente a la situación generalizada de tortura que observó el relator, preocupa la inacción del Estado sobre los casos de tortura, independientemente del número de casos registrados. Al respecto es pertinente recordar, la reacción similar del Gobierno mexicano ante el reciente Informe del Comité sobre Desaparición Forzada de Naciones Unidas, donde consideró que hubo inexactitudes en la respuesta que dio el Comité de Desapariciones Forzadas de las Naciones Unidas al informe que México le presentó.

Las organizaciones firmantes, consideramos que el Estado Mexicano está obligado a modificar esta posición, , asumir y reconocer la magnitud del problema respecto de violaciones graves a los derechos humanos, en este caso la práctica de la tortura generalizada, que ante esta postura el Gobierno Mexicano, legitima y da fuerza a que esta práctica se siga realizando.

El talante de un Estado democrático, respetuoso de los derechos de las personas es la base de su legitimidad. Atacar y negar lo evidente mediante reacciones que poco abonan a la protección de derechos humanos en nuestro país, solamente expresa una actitud de desinterés ante los hechos y consolida una retórica de “respeto a los derechos humanos” que hasta el día de hoy no se traduce en la realidad.

Por todo lo anterior, las organizaciones firmantes, consideramos que el gobierno mexicano está obligado a establecer de manera expedita, en conjunto con las organizaciones de la sociedad civil y las víctimas de violaciones a derechos humanos y sus familiares, mecanismos efectivos de interlocución que permitan dar cumplimiento integral a las recomendaciones hechas al gobierno mexicano en el informe presentado en días pasados sobre tortura, ya que sólo de esta manera se podrá avanzar decididamente en el combate a la impunidad y en la erradicación de este tipo de prácticas.

Amnistía Internacional, Sección México

Asistencia Legal por los Derechos Humanos A.C., ASILEGAL

Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, A.C., CADHAC

Centro de Derechos Humanos Fray. Francisco de Vitoria O.P., A.C

Colectivo contra la Tortura y la Impunidad A.C

Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha A.C

Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste A.C., CCDH

Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos A.C, CMDPDH

IDHEAS Litigio Estratégico en Derechos Humanos A.C.

Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia A.C, IMDH

Servicios y Asesoría para la Paz A.C., SERAPAZ

Centro de Derechos Humanos Paso del Norte A.C.

Centro De Derechos Humanos De Las Mujeres, CEDEEHM

Share This

Comparte

Comparte este post en tus redes.

Shares
A %d blogueros les gusta esto: