• Situación de las personas defensoras en México continúa siendo de extrema vulnerabilidad.
  • Falta de reconocimiento, impunidad y carencias en la implementación de mecanismos de prevención y protección son las principales amenazas de la defensa de derechos humanos en el país.
México, D.F. a 15 de octubre de 2015.- El pasado 29 de septiembre de 2015 se presentó el informe “En Defensa de la Vida”, en el marco del 30° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, que recoge las conclusiones de la Misión de Observación Civil (MOC) a México realizada en noviembre de 2014. El documento revela la falta de reconocimiento de la labor de las personas defensoras por las autoridades del país, la grave impunidad en las investigaciones de las agresiones en su contra, y carencias en la implementación de mecanismos de prevención y protección.

Según el informe, la situación de vulnerabilidad y riesgo de las y los defensores en México es sumamente palpable. Los datos publicados por organizaciones nacionales e internacionales reflejan un fuerte clima de hostilidad en contra de las personas defensoras, quienes han manifestado hechos preocupantes de ataques, amenazas y obstaculización de sus labores, tanto por parte de autoridades gubernamentales, como de empresas que están implementando megaproyectos o que se oponen a las reivindicaciones laborales, así como actores armados al margen de la ley o vinculados al crimen organizado.

El informe señala que, además, sin una política de prevención efectiva, la política de protección está destinada a fracasar. En base a la información recabada durante la Misión, las observadoras recogen las conclusiones y recomendaciones en el informe “En Defensa de la Vida”, en el que manifiestan su preocupación y emiten sus conclusiones y recomendaciones al gobierno mexicano, entre ellas:

  • promover el reconocimiento de la labor de las personas defensoras y abstenerse de realizar cualquier acción que estigmatice su labor;
  • evitar el uso indebido del sistema de justicia y el abuso de autoridad con el objetivo de hostigar a las personas defensoras;
  • capacitar a funcionarios y funcionarias sobre la labor de la defensa de los derechos humanos y el correcto funcionamiento del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas;
  • crear mecanismos y realizar efectivas y exhaustivas investigaciones de las agresiones contra defensores y defensoras de derechos humanos de forma que se sancione a las personas responsables;
  • fortalecer las instituciones de procuración de justicia y de control interno para mantener la imparcialidad y la transparencia en sus agresiones,
  • asegurar mecanismos para prevenir este tipo de agresiones, como agilidad en la creación de la Unidad de Prevención, Seguimiento y Análisis del Mecanismo de Protección y recursos suficientes para su operatividad;
  • realizar análisis de riesgo apropiados y brindar medidas efectivas de protección, lo que incluye respetar los tiempo de implementación establecidos por ley.
Durante el evento en Ginebra, Rosario Figari-Layús –una de las cinco expertas independientes que integran la Misión de Observación–, dijo que, después de haberse entrevistado con familiares de víctimas y personas defensoras de derechos humanos, encontró que uno de los principales problemas que enfrentan las y los defensores es la impunidad y la falta de acceso a la justicia.

Por su parte, Ben Leather, integrante del Servicio Internacional para los Derechos Humanos (ISHR en inglés), una de las 11 organizaciones nacionales e internacionales que convocaron la MOC, señaló que los riesgos que enfrentan las y los defensores de derechos humanos se enmarcan en la “guerra contra las drogas” que ha desencadenado un alarmante incremento en los índices de violencia en México y en el modelo de desarrollo económico impulsado por el Gobierno mexicano. Agregó que dicho modelo se ha caracterizado por el aceleramiento en la implementación de megaproyectos de inversión que han favorecido de manera legal el despojo de tierras y la criminalización de la defensa de la tierra y territorio.

En la presentación participó un representante de la Misión Permanente de México en Ginebra, el Sr. Guillaume Michel, quien reconoció avances y desafíos para el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

En presencia de la Directora de la sección de derechos humanos de la Delegación Permanente de la Unión Europea (UE) en Ginebra, Christina Kokkinakis, las organizaciones presentes en el evento llamaron a acciones firmes y contundentes para la implementación de las Directrices de la Unión Europea sobre defensores de derechos humanos y en el marco del seguimiento del Diálogo Político sobre derechos humanos entre México y la UE.

Carola Hausotter, de la Coordinación Alemana por los Derechos Humanos en México, señaló que para revertir este contexto la política de protección de las y los defensores debe dirigirse a erradicar la impunidad y a resolver problemas estructurales que transcienden a las violaciones individuales.

Consulta el informe completo aquí.
Visita www.hazquesevean.org y conoce más sobre las y los defensores de DDHH en México

Más sobre la Misión de observación y la campaña #HazQueSeVean


Para más información:
Mariana Gurrola, Comunicación CMDPDH
comunicacion@cmdpdh.org
Tel: (55) 55642582, ext. 114

Share This

Comparte

Comparte este post en tus redes.

Shares
A %d blogueros les gusta esto: