México, D.F. a 10 de noviembre de 2015.- I(dh)eas, Litigio Estratégico en Derechos Humanos A.C. y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos A.C. (CMDPDH), presentaron ante el Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, Suiza, tres comunicaciones sobre desaparición forzada y deficiencias en el acceso a la justicia para los casos de desaparición, en contextos sistemáticos y generalizados de impunidad.

Las organizaciones defensoras de derechos humanos, después de estudiar los casos argumentaron ante el Comité de la ONU que no existía posibilidad de obtener justicia en el país, razón por la cual se abría la competencia de ese organismo internacional, con sede en la ciudad de Ginebra- Suiza.

Al respecto, Juan Carlos Gutiérrez, Coordinador de I(dh)eas Litigio Estratégico en Derechos Humanos consideró que “esta acción judicial abre una esperanza a las víctimas de la desaparición forzada de personas ante instancias internacionales de la ONU, que tienen la competencia para juzgar a México por violaciones a los Derechos Humanos reconocidos en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Tratado Internacional más importante en el Sistema Universal”,  además envía un mensaje al Estado mexicano sobre la existencia de vías diferentes al Sistema Interamericano de la OEA, que también son obligatorias y sus decisiones deben ser cumplidas.

Igualmente, el Coordinador de I(dh)eas mencionó que los familiares de violaciones graves a los derechos humanos tienen toda el derecho de explorar vías que les permitan continuar en la lucha contra la impunidad y buscar caminos de justicia que han sido cerrados en el país, especialmente frente al drama tan terrible de la Desaparición Forzada de Personas, situación que recientemente fue catalogada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, quién declaró el 7 de octubre de 2015 que el “98% de los crímenes cometidos en México quedan sin resolver y la mayoría de ellos no son nunca propiamente investigados”, asimismo en sus observaciones finales de febrero de 2015, el Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU señaló que hay en México “un contexto de desapariciones generalizadas en gran parte del Estado parte, muchas de las cuales podrían calificarse como desapariciones forzadas”.

Además, las denuncias presentadas por I(dh)eas y la CMDPDH, buscan el reconocimiento de las violaciones de los derechos humanos, la búsqueda y localización de la(s) persona(s) desaparecida(s), la determinación de la responsabilidad y con ello la reparación integral del daño a las familias y la reforma de las instituciones.

A continuación se presenta un resumen de los tres casos presentados ante el Comité:

Christian Téllez, estudiante de ingeniería industrial, fue desaparecido en 2010 en Poza Rica, Veracruz, por la Policía Intermunicipal. El estudiante fue obligado a bajar de su auto y abordar una patrulla, mientras su esposa los seguía en una camioneta. Dos policías en motocicleta le dijeron a la señora que los dejara de seguir o iba a tener problemas. A pesar que existen testigos de los hechos que reconocieron a los agentes, las autoridades no han dado ningún resultado, las investigaciones no han avanzado y su paradero aún sigue siendo desconocido.

Jesús Israel Moreno, desapareció en el 2011 en Chacahua, Oaxaca. La Procuraduría del Estado tipificó el delito como robo y homicidio en medio de una serie de irregularidades. Los testimonios tomados son contradictorios. Se tienen detenidos a tres supuestos responsables quienes señalaron tortura durante el arraigo para afirmar las declaraciones. Los peritajes que prueban los hechos fueron montajes que pretendieron dar por muerta a la víctima sin la existencia de ningún cuerpo encontrado hasta el momento.

Víctor Manuel Guardado fue desaparecido en el 2013 en Piedras Negras, Coahuila, después de que elementos del Grupo de Armas y Tácticas Especiales (GATE) de Coahuila entraron a su domicilio, lo golpearon y torturaron delante de su familia, supuestamente para que confesara la ubicación de unas armas y dinero. Después se lo llevaron en una camioneta y fue visto en las instalaciones de este cuerpo policial. A pesar de los testigos, el GATE negó la detención del comerciante, y las autoridades de investigación no han hecho nada por encontrar a la víctima y sancionar a los responsables.

Estos casos presentados ante el Comité, ejemplifican los patrones estructurales que permiten y fomentan la desaparición de personas en México, así como los obstáculos a la justicia que enfrentan sus familiares.

Contacto:
I(dh)eas,info@idheas.org.mx
+52 (55) 6718 3063

CMDPDH, comunicacion@cmdpdh.org
+52 (55) 5564 2582

Share This

Comparte

Comparte este post en tus redes.

Shares
A %d blogueros les gusta esto: