Sr. Presidente,

Agradecemos al Relator Especial sobre ejecuciones extrajudiciales su informe de seguimiento en relación a su misión a México en 2013. Coincidimos con el Relator en que la privación arbitraria de la vida, la impunidad y la reparación de las víctimas, siguen siendo problemas graves en México. Evidencia de esto es lo que ocurre en estos momentos en el estado de Oaxaca, en donde el día de ayer fuimos testigos del actuar extremadamente violento del Estado mexicano al reprimir al magisterio y la sociedad organizada. Como resultado del uso excesivo de la fuerza, han sido contabilizadas por lo menos seis personas fallecidas y decenas de personas heridas y detenidas. Hasta el momento no se conoce el parade- ro de las personas detenidas ni el número total de personas heridas y fallecidas.

Sr. Presidente,

A pesar de que diversos casos han evidenciado las violaciones e incluso crímenes cometidos por los miembros de las Fuerzas Armadas, con gran preocupación observamos que las reformas al Código de Justicia Militar y la expedición del Código Militar de Procedimientos Penales publicadas el 16 de mayo del presente año son contrarias a las recomendaciones del Sr. Heyns.

Estas reformas representan un franco retroceso en cuanto a la delimitación de la jurisdicción militar en el fuero civil, no garantizan la rendición de cuentas por posibles abusos y representan un grave riesgo para la debida investigación de violaciones a derechos humanos.

Sr. Presidente

Ante la falta de voluntad política para cumplir con las recomendaciones realizadas por el Relator, particularmente las referentes a la desmilitarización de la seguridad pública, a la criminalización y estigmatización de las víctimas, a la restricción de la jurisdicción militar en casos de violaciones a derechos humanos, así como al derecho a la verdad, justicia y reparación, hacemos un llamado al Consejo de Derechos Humanos a dar seguimiento a las violaciones graves y crímenes de lesa humanidad que se han cometido en México, así como al problema de la impunidad que impera en el país.

Finalmente, y teniendo en cuenta la actual crisis de derechos humanos que atraviesa México, solicitamos la cooperación del Relator y del Consejo de Derechos Humanos para que apoye a la sociedad mexicana y a sus líderes políticos para recuperar la credibilidad de las instituciones encargas de la procuración y administración de justicia, mediante la creación de un mecanismo internacional para combatir la impunidad similar al de Guatemala.

Gracias Sr. Presidente

Share This

Comparte

Comparte este post en tus redes.

Shares
A %d blogueros les gusta esto: