Intervención de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, A.C.
34º periodo ordinario de sesiones del Consejo de Derechos Humanos

Diálogo interactivo con el Relator sobre Tortura y la situación de Defensores de Derechos Humanos

Señor Presidente

Aprovechamos este momento para agradecer al Relator sobre Defensores de Derechos Humanos, a nombre de las organizaciones mexicanas, su informe de cierre de misión después de su visita a México. Tal y como lo identificó el Sr. Forst, la impunidad se ha convertido tanto en la causa como en el efecto de la inseguridad general de los defensores de derechos humanos en México.

Estamos esperanzadas en recibir su informe final y mientras tanto, confiamos en que las autoridades del país fortalecerán los mecanismos, hasta el momento poco efectivos, para la protección de las y los defensores de derechos humanos, no solo en cuanto a las agresiones físicas de las que son víctimas, sino también de aquellas campañas que buscan desacreditar nuestra labor en México.

Señor Presidente

Permítanos felicitar al señor Nils Melzer por su reciente nombramiento como Relator sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. Agradecemos el Informe de seguimiento presentado sobre la implementación de las recomendaciones formuladas tras su visita a México en 2014.

Tal y como lo confirmado, la tortura en México sigue siendo una práctica generalizada. Además, se trata de una forma autorizada para las fuerzas de seguridad, en particular de las fuerzas armadas, para obtener confesiones, testimonios e información de la población civil en el contexto de la fallida política de seguridad interior. La impunidad es un elemento que además abona a la política oficial de cometer tortura, ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas, bajo el pretexto de enfrentar a organizaciones criminales fuertemente armadas. Nos preocupa que el Gobierno actual, tal y como lo identifica el informe de seguimiento, pretenda justificar la tortura bajo la engañosa retórica de que ésta es una medida ampliamente aceptada por la población mexicana.

Las organizaciones de derechos humanos en México hemos identificado que las instituciones encargadas de investigar y procurar justicia, no tienen ni voluntad ni capacidad para llevar a juicio a los más altos responsables jerárquicos por los miles de casos de tortura registrados en el contexto de la política fallida de seguridad interior vigente, iniciada desde 2006. Por esa impunidad generalizada, y la comisiones de crímenes atroces, hacemos un llamado a los miembros del Consejo de Derechos Humanos para que brinden asistencia técnica al Estado Mexicano para que establezca un Mecanismo Internacional para Combatir la Impunidad en México lo más pronto posible, así como monitoree y acompañe el cumplimiento de las recientes recomendaciones emitidas por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos al Gobierno de México.

Muchas gracias.

Share This

Comparte

Comparte este post en tus redes.

Shares
A %d blogueros les gusta esto: