Intervención de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, A.C.
38º periodo ordinario de sesiones del Consejo de Derechos Humanos

Agradecemos las importantes contribuciones que ha realizado el Alto Comisionado y su Oficina para mejorar la situación de derechos humanos en México.

Como usted lo pudo constatar durante su visita a México en 2015, las cifras de personas desaparecidas, asesinadas, torturadas y desplazadas por la violencia, son alarmantes.

Lamentamos que sus importantes y valiosas 14 recomendaciones que dirigió al Gobierno de México para revertir la crítica situación de derechos humanos e impunidad, no hayan sido atendidas. Por el contrario, después de su visita, se adoptó una Ley que faculta a las Fuerzas Armadas del país para ejercer tareas de seguridad pública. Pese a la evidencia y los riesgos que su Oficina y otros procedimientos especiales de este Consejo advirtieron a tiempo en torno a esta Ley, el Gobierno mexicano los desestimó.

Por otro lado, como su oficina lo ha podido constatar y manifestar, la tortura se sigue utilizando en México como un método de investigación y la desaparición forzada es un problema generalizado en el país. Agradecemos la importante contribución que realizó su Oficina para la adopción de Leyes para atender estos crímenes. Sin embargo, nos preocupa que no se estén tomando medidas eficaces para investigar y sancionar a los responsables de los más de 10,000 casos denunciados por tortura o a las más de 34 mil víctimas de desaparición registradas en el país.

Señor Alto Comisionado, el acompañamiento que ha brindado su Oficina a las organizaciones de la sociedad civil y personas defensoras de derechos humanos mexicanas que hemos sido estigmatizadas, criminalizadas o agredidas por nuestra labor de defensa, no solo ha sido sumamente valiosa, sino que nos ha permitido seguir visibilizando los abusos y crímenes atroces que se cometen en México y al mismo tiempo, proponer e impulsar las reformas y cambios necesarios que el país requiere para revertir la crisis de derechos humanos e impunidad.

Hoy, más que nunca, necesitamos su asistencia técnica para la conformación de una Fiscalía General, autónoma e independiente, así como un Mecanismo Internacional contra la Impunidad. Éstas, son alternativas necesarias para poner fin a la impunidad en México.

Share This
A %d blogueros les gusta esto: