Intervención de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, A.C.

Agradecemos el informe de la Relatora relacionado a la labor de las y los defensores de los derechos culturales. Al igual que Usted, nos encontramos altamente preocupadas por las represalias, la violencia, los ataques y la criminalización que enfrentan en diferentes países, como en México.

En ese sentido, manifestamos nuestra preocupación por la situación en la cual se encuentra la comunidad otomí de San Francisco Xochicuautla, en el Estado de México. Pobladores y personas defensoras de los derechos ambientales y culturales de esta comunidad, se encuentran en peligro por la construcción de una autopista. De concluirse la construcción de este megaproyecto, su bosque, en el cual se encuentran sus santuarios, así como su identidad cultural, pondrían en peligro su existencia.

De igual forma, le alertamos sobre el “Proyecto de desarrollo Tren Maya” que ha impulsado el actual Gobierno de México. Este proyecto, plantea la remodelación, ampliación y construcción de nuevos centros de poblaciones en el sureste de México. Tememos que este megaproyecto, no solo provoque el desabasto de agua en la región y choque cultural con las comunidades indígenas, sino que además profundice la estigmatización y criminalización de defensores en la región. Pese a que se ha llevado un proceso de consulta, tal como lo alertó la Oficina de la Alta Comisionada, éste no cumplió con los estándares internacionales en la materia, y en particular careció de adecuación cultural.

Hacemos esta intervención, en memoria de las y los defensores de los derechos culturales, cuyas voces han sido acalladas en México. Pero tal como Usted nos invita en su informe, no debemos esperar a tener que llorar su muerte. Por ello, le solicitamos visite nuestro país y asista al Estado mexicano a desarrollar medidas estructurales y sostenibles que protejan su labor.

Share This
A %d blogueros les gusta esto: