Sra. Relatora,

México ha experimentado una grave crisis de violación de los derechos humanos en los últimos años la cual se ha acentuado durante la emergencia sanitaria.

Las circunstancias previas de violencia, como los asesinatos y las desapariciones, por parte de los grupos criminales y del Estado se ha fortalecido durante la pandemia, y ha logrado debilitar la labor de las personas defensoras.

A todo ello se le suma la política de austeridad, la cual ha vulnerado seriamente la promoción y protección de los derechos humanos, ha debilitado las instituciones tras la carencia de personas suficiente y afecta los programas de derechos humanos y de forma ulterior, la protección de personas defensoras. 

Este ha sido el caso de la defensora, Francia Henao Agudelo, quien luego de que en 2009, su hijo, Nino Colman, fuera detenido y torturado por funcionarios del Estado ha luchado incansablemente para lograr la liberación de su hijo. Francia tuvo que huir del país luego de amenazas y atentados. Decidió regresar en 2019, y se encuentra ante el abandono absoluto del Estado, con una situación de salud precaria y sin acceso a servicios básicos. La institución que debía protegerla, la Comisión de Atención a Víctimas, ha dado una respuesta lenta, insensible y poco diligente.

México necesita fortalecer las instituciones encargadas de la promoción y protección de las personas defensoras. 

Por ello, solicitamos la atención especial de su Relatoría para monitorear de forma cercana la situación en México y brindar asistencia técnica a autoridades de distintos niveles de gobierno. 

Muchas gracias.

Share This
A %d blogueros les gusta esto: