¡No te calles!

Exige  Justicia con las personas que han sido víctimas de tortura en México

En México menos del 1% de las denuncias sobre violaciones graves a los derechos humanos ha resultado en una sentencia condenatoria para los responsables. Ayúdanos a que esto no siga ocurriendo exigiendo a las autoridades que investiguen, procesen y sancionen a los perpetradores de estas violaciones.

Hermanas González Pérez

En el contexto del conflicto zapatista, el 4 de junio de 1994 las hermanas indígenas tzeltales Ana, Beatriz, y Celia y su madre Delia Pérez fueron detenidas de manera arbitraria por elementos de las fuerzas armadas en el estado de Chiapas. Las tres hermanas fueron torturadas y violadas por un grupo de 30 militares, mientras su madre escuchaba. Pese a que las víctimas son civiles, el expediente fue trasladado a la Procuraduría General de Justicia Militar. El caso fue llevado ante la CIDH y en 2001 se declaró la responsabilidad del Estado mexicano. El Estado se ha negado a trasladar la investigación a la justicia ordinaria para que se continúe con la investigación y se ha negado a reparar a las víctimas por considerar que no fueron violadas.


//platform.twitter.com/widgets.js

Caso Tlaxcala

Jorge, Ricardo, Sergio, José María, y Oswaldo, fueron detenidos arbitrariamente y torturados el 13 de agosto de 2002 por agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tlaxcala y de la PGR. La Comisión Estatal de Derechos Humanos reconoció la presencia de lesiones físicas en las víctimas; sin embargo, no realizó estudios médicos y psicológicos para comprobar posibles hechos de tortura.  A la fecha no se ha practicado el Protocolo de Estambul por peritos independientes. Oswaldo fue absuelto en diciembre de 2016, mientras que Jorge, Ricardo y Sergio siguen recluidos en un penal en Durango. José María falleció en reclusión debido a las secuelas de la tortura.


//platform.twitter.com/widgets.js

Cuatro civiles de Rosarito

Ramiro, Orlando, Rodrigo, y Ramiro fueron detenidos arbitrariamente por elementos del Ejército mexicano en Rosarito, Baja California, el 16 de julio de 2009. La tortura a Los cuatro civiles comenzó cuando fueron trasladados en vehículos no oficiales a casas particulares; sin embargo, la tortura física y psicológica más cruenta se llevó a cabo en los cuarteles militares para firmar declaraciones inculpatorias. La CNDH y el Comité contra la Tortura de la ONU coincidieron en que en su proceso penal se emplearon confesiones arrancadas por tortura para acusarlos de delitos que no cometieron, por lo que fueron absueltos el 25 de noviembre de 2015. A la fecha ningún elemento ha sido investigado por la detención arbitraria y tortura de los cuatro.


//platform.twitter.com/widgets.js

Nino Colman Hoyos Henao

Nino fue detenido arbitrariamente y torturado el 11 de agosto de 2009. Ningún policía ha sido procesado por la detención arbitraria y la tortura de la que fue víctima.


//platform.twitter.com/widgets.js

Verónica y Erick Razo Casales

Erick y Verónica fueron detenidos arbitrariamente y torturados física, psicológica y sexualmente por elementos de la Policía Federal el 8 de junio de 2011. Casi 24 horas después fueron puestos a disposición ante el Ministerio Público, donde firmaron confesiones bajo tortura y sin presencia de abogado. Actualmente Erick se encuentra recluido en el penal del Altiplano en el Estado de México, mientras Verónica en el estado de Morelos sin tener sentencia. En ninguno de los casos se ha llevado a juicio a los responsables de la detención arbitraria y la tortura.

//platform.twitter.com/widgets.js

Defensores Huastecos

Juan Carlos, Edgardo, Evanibaldo y Luis Enrique, todos defensores del Grupo Huasteco de Promoción y Defensoría de Derechos Humanos fueron detenidos arbitrariamente y torturados el 9 de noviembre de 2013 por miembros de la Marina, con la finalidad de ser acusados de delitos contra la salud y posesión de armas de uso exclusivo del Ejército. Después de 1 año y 4 meses de reclusión se les dictó sentencia absolutoria. Hasta el momento, nadie ha sido sancionado por los hechos de tortura ya que las investigaciones por parte de la PGR han sido deficientes.


//platform.twitter.com/widgets.js

Share This
A %d blogueros les gusta esto: