Publicaciones

 

Desplazamiento Interno Inducido por la Violencia: Una Experiencia Global, una Realidad Mexicana

 

Descarga

PDF – Desplazamiento Interno Inducido por la Violencia: Una Experiencia Global, una Realidad Mexicana

De acuerdo a los Principios Rectores del Desplazamiento Interno Forzado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), los desplazados internos son:

Aquellas personas o grupos de personas que se han visto forzadas u obligadas a escapar o huir de su hogar o de su lugar de residencia habitual, como resultado o para evitar los efectos de un conflicto armado, de situaciones de violencia generalizada, de violaciones a los derechos humanos o de catástrofes naturales o provocadas por el ser humano, y que no han cruzado una frontera estatal internacionalmente reconocida.

En la actualidad, este fenómeno, particularmente el producido por la violencia, ha adquirido dimensiones preocupantes; de acuerdo al Observatorio de Desplazamiento Interno del Consejo Noruego para Refugiados (IDMC, por sus siglas en inglés), 33.3 millones de personas han sido desplazadas al interior de sus países en todo el mundo1, lo cual representa una de las tragedias humanitarias que ha pasado mayormente inadvertida.

Las Personas Internamente Desplazadas (PIDs) se encuentran en condiciones de extrema vulnerabilidad debido a la falta de protección física, a la irreparable pérdida de sus seres queridos, redes sociales, medios de subsistencia, y su patrimonio familiar. Asimismo, en la búsqueda de un lugar más seguro, se exponen a nuevos riesgos y carecen de acceso a servicios de salud, vivienda, documentos personales, trabajo y educación. Otro factor que aumenta la vulnerabilidad de estas personas es su invisibilidad, la cual puede ser producto de varios factores: cuando el desplazamiento ocurre de manera gradual (o “gota a gota”), éste es difícil de detectar por las autoridades locales; cuando el miedo y la persecución directa provocan el desplazamiento, sus víctimas buscan ser invisibles para evitar caer en las manos de quienes huyen y, finalmente, los flujos de desplazados internos son fácilmente confundibles con otros tipos de migración interna. Este fenómeno vulnera a comunidades enteras, destruye el tejido social, causa desarraigo y pérdidas irremediables con consecuencias psicológicas de gran impacto para millones de seres humanos en México y alrededor del mundo.

Desplazamiento Interno Inducido por la Violencia: Una Experiencia Global, una Realidad Mexicana

“La mayor parte de estas ciudades deshabitadas súbitamente no han podido recuperar a toda su gente, ya que muchos han optado por dejar sus tierras permanentemente, por lo que los llamados pueblos fantasmas han proliferado en los estados violentos del país, ahí en donde anteriormente existieron comunidades boyantes”.

 

Descarga PDF
Share This