Select Page
  • Presenta Relatora Especial sobre la situación de las personas defensoras de derechos humanos informe sobre agresiones a defensores de derechos humanos comunitarios.
  • El Mecanismo de Protección de la SEGOB no ha sido capaz de brindar medidas de protección colectivas para proteger a dicho sector.

 

México D.F., 29 de octubre 2013.- El día de ayer la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de las personas defensoras de derechos humanos presentó en Nueva York un informe sobre la relación entre los proyectos de desarrollo a gran escala y las actividades de las personas defensoras de derechos humanos.

En su informe, la Relatora Especial hace notar los riesgos extraordinarios que enfrentan las y los defensores de derechos de las comunidades locales, incluyendo los pueblos indígenas, minorías y personas que viven en condición de pobreza, al oponerse a mega-proyectos de desarrollo que impactan directamente sobre su vida o su territorio.

México, junto con Brasil, Camboya, Guatemala y Perú son los países donde mayor número de amenazas y ataques contra defensores y defensoras comunitarios se han registrado, según el propio informe. Una tercera parte de las agresiones documentadas por la Relatora Especial denunciaron un asesinato o tentativa de asesinato.

Aunado a ello, la Relatora Especial de las Naciones Unidas criticó el uso del sistema judicial para criminalizar a defensores y defensoras de derechos humanos que se oponen al desarrollo de mega-proyectos. Tal como ha sido documentado, en reiteradas ocasiones defensores y defensoras son detenidos y arrestados, incluso cuando su oposición se lleva a cabo en el ejercicio de derechos fundamentales, especialmente el derecho de manifestación pacífica o la libertad de expresión.

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), junto con la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, hicieron llegar a la Relatora Especial información relativa a la gravedad de los riesgos que este tipo de defensores de derechos humanos enfrenta en México. Según los registros del CEMDA, en México se han documentado entre el 2009 y el 2012, más de 50 casos de agresiones en contra de defensores y defensoras de derechos ambientales, en 17 estados del país. La mayoría de casos está ligada a proyectos de desarrollo mineros (15) y forestales (12). Aunado a esto, se encuentran también casos relacionados con proyectos turísticos (3), inmobiliarios (2) de infraestructura vial (5) hidráulica (7), y energética (7).

Al respecto, las organizaciones condenaron que el Mecanismo de Protección de la Secretaría de Gobernación no cuente con la capacidad necesaria para implementar medidas de protección de carácter colectivo que respondan a estas situaciones. La visión meramente policial frente a las medidas de protección ha llevado a que aquellas comunidades que en defensa de su territorio y los recursos naturales se opongan a la instalación de mega-proyectos queden en total desprotección.

La Relatora Especial incluyó en su informe una serie de recomendaciones a los Estados para asegurar que los mega-proyectos de desarrollo estos no tengan un impacto negativo en la vigencia de los derechos humanos, incluyendo la necesidad de llevar a cabo consultas libres, previas e informadas con todas las comunidades afectadas y respetando sus resultados. Asimismo, instó a los Estados a implementar de manera efectiva medidas adecuadas de protección para asegurar que las y los defensores de derechos humanos que se oponen a este tipo de proyectos puedan realizar su trabajo en un ambiente de seguridad.


 Comunicado en PDF

Para mayor información contactar:

Centro Mexicano de Derecho Ambiental

Margarita Campuzano

mcampuzano@cemda.org.mx

Ricardo Ruiz Esparza

ricardo_ruiz@cemda.org.mx

Tel. (55) 52863323

Share This

Comparte

Comparte este post en tus redes.

Shares
A %d blogueros les gusta esto: