Ciudad de México a 22 de septiembre de 2017.- El pasado jueves 21 de septiembre, la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) promovió un amparo 1252/2017 para detener el ingreso de maquinaria pesada para no poner en riesgo la vida o la integridad de las personas que pudieran encontrarse en el edificio ubicado en la calle de Enrique Rébsamen no. 241, en la Col. Narvarte, que se encontraba dañado a causa del sismo del 19 de septiembre.

El amparo fue promovido luego de realizar documentación en la zona y ante la necesidad de proteger la vida de las personas que pudieran estar atrapadas en el edificio, luego de la inquietud de que comenzaran actividades de remoción de escombros. A ello se deben de sumar las declaraciones de elementos de la Secretaría de la Marina Armada de México a los vecinos del edificio informando que iniciarían labores de demolición, aún cuando Secretaría de Gobernación, el Coordinador Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, y el Secretario de la Defensa Nacional habían señalado que seguirían las labores de rescate.

Es por ello, que en el amparo se solicitó que se limitara la entrada de maquinaria pesada para la excavación y levantamiento de escombros que pusieran la vida de las personas sobrevivientes en riesgo.  En ningún momento se pidió que no se utilizara maquinaria liviana que cumpliera con los estándares internacionales, de acuerdo a las guías y manuales del Grupo Asesor Internacional de Operaciones de Búsqueda y Rescate (INSARAG). Se solicitó además que la búsqueda continuara de manera exhaustiva, minuciosa y cuidadosa, y sólo hasta que se descartara la posibilidad de encontrar personas con vida o se hubieran recuperado los cuerpos, se procediera a la demolición.

Es importante aclarar que el objetivo de cualquier amparo es siempre proteger la vida de las personas. Por lo que nunca hubiera sido posible que un amparo detuviera labores para rescatar sobrevivientes, y en ese sentido reconocemos la rápida actuación del Poder Judicial de la Federación ante estos momentos de crisis. Asimismo, la respuesta del Poder Judicial  coincide con el comunicado de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitido el pasado 21 de septiembre en el que llamaba a “utilizar todos los recursos y capacidades disponibles para concretar la búsqueda y localización de sobrevivientes, así como de recuperación de los cuerpos de las personas que perdieron la vida, antes de iniciar cualquier tarea de demolición con maquinaria pesada”.

A pesar de que la suspensión no impedía realizar labores de rescate, las autoridades de manera inexplicable se abstuvieron de hacerlo. Por ello, la CMDPDH reconociendo la voluntad de la familia se ha desistido del amparo.

Resulta sumamente preocupante que las autoridades manipulen la información de la suspensión, mal informando a las familias para detener las labores de rescate. De igual manera, exhortamos al personal de Protección Civil a responsabilizarse de la decisión de suspender la búsqueda.

 

 


Para más información:

Mariana Gurrola, Comunicación CMDPDH

comunicacion@cmdpdh.org

Tel: (55) 55642582, ext. 114

 

Share This

Comparte

Comparte este post en tus redes.

Shares
A %d blogueros les gusta esto: