Intervención de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos.

Agradecemos el Informe del Relator sobre los derechos de los migrantes. Al igual que usted, estamos muy preocupadas por los obstáculos que enfrentan las personas migrantes para defender sus derechos y para acceder a asistencia humanitaria. 

En enero de este año, en México se intentó impedir que defensores de personas migrantes ingresáramos a las estaciones migratorias a monitorear las condiciones de detención.

Señor Relator, en nuestro país existen más de 60 centros de detención migratoria donde, por periodos prolongados e indefinidos, se priva de la libertad a personas extranjeras, incluyendo niñas y niños, mujeres embarazadas, personas de la tercera edad, víctimas de tortura, y de trata de personas.

Gran parte de estos centros de detención presentan gravísimas condiciones de hacinamiento, al operar al 400% o 500% de su capacidad.

Esto ha provocado que, durante el contexto de pandemia, en cinco estaciones migratorias las personas detenidas hayan iniciado protestas exigiendo ser liberadas, lo cual ha resultado en decenas de heridos y al menos una persona muerta. En algunos centros de detención, las fuerzas de seguridad han ingresado para intimidar y amenazar, incluso con armas de fuego, a las personas detenidas.

Señor Relator, es tiempo de que México abandone su actual política migratoria punitiva. Por ello le solicitamos inste a este Consejo de Derechos Humanos a establecer un mecanismo independiente e imparcial, que investigue las violaciones a derechos humanos que se cometen en México en contra de personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas.

Share This
A %d blogueros les gusta esto: