La CMDPDH se solidariza con la organización de derechos humanos Comité Cerezo y republica integralmente el texto original de comunicado (liga http://www.comitecerezo.org/spip.php?article1702 )

Llamamos a las organizaciones fraternas y solidarias, a nuestros compañeros, colaboradores y amigos siempre solidarios a defender el espacio que mantenemos en la universidad, la cita es en la cafetería del Comité, ubicado en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM el día miércoles 5 de marzo a las 10:00 am.

¡Todos a defender y cubrir con un manto solidario al Comité Cerezo México ante este nuevo ataque!

Ante los hechos acaecidos en el Auditorio Ché Guevara de la UNAM el día de ayer, queremos manifestar, como siempre lo hemos hecho, que lamentamos que haya personas golpeadas, y heridas, ya que siempre hemos pensado que el diálogo es la herramienta fundamental para aclarar las discrepancias. Asimismo manifestamos claramente que rechazamos y estamos en contra de cualquier acto de parte de las autoridades universitarias para “recuperar” el Auditorio Ché Guevara así como cualquier violación a los derechos humanos de las personas que se encuentran dentro y cerca de las instalaciones de dicho Auditorio.

Negamos nuevamente, como lo hemos hecho en nuestros últimos comunicados, que hayamos participado en los hechos del Auditorio Ché Guevara. Sin embargo hay una campaña de informaciones tergiversadas, criminalizantes, abiertamente agresivas en contra de nuestra organización y de algunos de sus miembros. Tales acusaciones nos señalan como porros, paramilitares o como una organización ligada con el Ejército Popular Revolucionario, dichas acusaciones no son nuevas, ya que el Estado mexicano las ha usado en fechas anteriores con el objetivo de desprestigiar nuestro trabajo.

Durante el transcurso del día de ayer y el de hoy han estado circulando muchísimas acusaciones en nuestra contra, no obstante, esta vez dichas acusaciones no provienen directamente de funcionarios públicos ni de medios de comunicación, sin embargo creemos que pueden ser clasificadas en dos grupos:

Por un lado se encuentran el comentario de una cuenta FB (sebastiancruzparedes) pegada en la cuenta de Francisco Cerezo en donde se acusó a los integrantes de la organización no sólo de golpeadores, sino que replicó textualmente un pedazo grande de una amenaza que recibimos en el 8 de noviembre de 2011 a varias cuentas del Comité Cerezo, tal amenaza no fue pública, al mismo tiempo que intervienen una cuenta de correo del Área de Educación, a la cual le fueron borrados todos los contactos y cientos de correos. Consideramos que estos dos actos implican un grado de elaboración y de acceso a cierta información que no tiene cualquier persona, por lo que los entendemos como claras amenazas, ataques y hostigamientos del Estado.

Existen otro grupo de ataques en nuestra contra que han sido realizados por medio de cuentas personales de FB. En ellas se afirma, una y otra vez, que nosotros somos los golpeadores que atacaron a quienes estaban en el Ché la madrugada del 3 de marzo, que somos un grupo porril y paramilitar, que estamos coludidos con las autoridades, que estamos exigiendo que la autoridad retome el Che; las más violentas han comenzado a subir fotos de Héctor, Antonio, Alejandro y Francisco Cerezo para identificarlos y pedirle a sus contactos que los confronten. También están aquellas que, por medio de comentarios, han retado a pelear a algunos de nuestros integrantes.

Este segundo tipo de ataques es más complejo, creemos que genuinamente hay personas que, confiando en la falsa información que corre por las redes sociales está cuestionando un actuar que le parece ilegítimo, quizá incluso este sea el caso de la mayoría, sin embargo nos preocupa que haya unos cuantos (los menos) que estén claramente interesados en desprestigiarnos y atacarnos no por servir a la verdad sino a otros intereses que desconocemos.

Este esquema de agresión a fin de cuentas también es responsabilidad del Estado, consiste en la exposición a un cúmulo de información falsa con el objetivo de generar caos, desconfianza y miedo para que a través de estas sensaciones y como resultado del estrés personas y organizaciones puedan ser puestas en contra de otras organizaciones y personas. Un ejemplo claro de una estrategia de Estado lo vimos en Oaxaca durante la movilización de la APPO y creemos que se está repitiendo a menor escala en la Universidad.

Por lo tanto denunciamos que lo que está ocurriendo en las redes sociales es una estrategia de Estado más refinada, que está exacerbando diferencias entre organizaciones sociales con el objetivo, en nuestro caso, de impedir el trabajo de defensa, promoción y difusión de los derechos humanos en México.

Comprendemos que ante la confusión y el claro hecho de que hay personas agredidas todos estemos desconfiados, enojados y confundidos. Como Comité Cerezo tenemos principios de trabajo que nos parecen necesarios, sin embargo nunca hemos dejado de trabajar cuando se nos lo ha solicitado sin importar el grupo o las formas de lucha que los grupos que nos llaman utilizan. Eso evidencia que jamás utilizaríamos la violencia en contra de otro grupo del movimiento social pese a que no compartiéramos la misma postura, jamás, tampoco, llamaríamos a que las autoridades los ataquen.

La mayoría de las acusaciones se basan en lo que dice una persona o en lo que afirma alguien que conoce a alguien más que es amigo, del primo del que estaba. Pedimos que por favor revisen los materiales que están circulando, en ninguno de ellos hay ninguna prueba que muestre nuestra participación en los hechos. Pedimos también a las organizaciones cercanas a los grupos que de una u otra manera han repetido estas versiones, que les hagan notar que nosotros no los estamos atacando ni estamos pidiendo a nadie que los ataque, que lo que estamos haciendo es develar que estamos todos baja una lógica de Estado que intenta sacar ganancia de esta confusión, ojalá todos podamos contribuir a limpiar el ambiente, en el entendido de que a quien le interesa seguir manteniendo la confusión y la confrontación entre organizaciones de izquierda es únicamente el Estado mexicano y las autoridades universitarias.

Fotografías de pantalla de incitación a la violencia en contra de los miembros de nuestra organización.


Fotografía obtenida de la web donde aparece Francisco Cerezo Contreras


En este mensaje suman varias mentiras y la información con que el Estado nos ha criminalizado anteriormente diciendo que tenemos vínculos con el EPR, cabe aclarar que ninguno de los hermanos Cerezo estuvo en un Bachilleres, y que ningún miembro de nuestra organización estuvo en los hechos de la toma del Auditorio.


Esta es una fotografía de los hermanos Alejandro, Héctor y Antonio que fue tomada del internet y que los dos últimos hermanos habían salido en libertad después de 7 años y medio de prisión por motivos políticos.

El objetivo de esta campaña de difamación y criminalización tiene el objetivo, en el caso del Comité Cerezo México de:

  1. Deslegitimar nuestro trabajo de defensa de los derechos humanos
  2. Aislar a nuestra organización del apoyo del movimiento de derechos humanos y el movimiento social
  3. Destruir nuestro carácter de defensores de los derechos humanos
  4. Desaparecer el trabajo y las actividades que realizamos

¿Qué actividades le resultan molestas al Estado para tratar de desprestigiarnos?

La creación de la única base de datos de los presos por motivos políticos, ejecutados extrajudiciales y desaparecidos de manera forzada que hay en Méxicola geolocalización de los últimos eventos represivos y la realización anual de un informe que resume los patrones y tendencias que el análisis de esta base arroja.

La documentación, en materia de derechos humanos, del caso Atenco. El acompañamiento y la libertad del caso de Emanuel Hernández. La participación activa en el Eje de Guerra Sucia del Tribunal Permanente de los Pueblos, capítulo México.

La realización de tres giras en Europa para denunciar la situación que se vive en México y los constantes ataques a los integrantes del Comité por el trabajo que realizan.

La obtención de medidas cautelares por parte de la CIDH para tres integrantes de la organización, así como el acompañamiento de las Brigadas Internacionales de Paz para elevar la seguridad de todos los integrantes.

La creación de más de 5 talleres que se ofrecen a organizaciones sociales para aumentar las capacidades en materia de derechos humanos, así como la realización de una escuela general de derechos humanos y una escuela de educadores populares en derechos humanos anualmente.

La obtención del Premio de la Paz de Aquisgrán, Alemania en el año 2012.

¿Cuál es la historia del Comité Cerezo México?

El día 14 de agosto, Francisco Cerezo Contreras, un estudiante de Pedagogía del Sistema Abierto de la UNAM, caminaba por la calle cuando vio, en un puesto de periódicos, el anuncio de que habían detenido a peligrosos terroristas. Al dar la vuelta para conocer las fotos de esas peligrosas personas se encontró con la foto de sus tres hermanos y dos personas a las que no conocía. El día 13 de agosto de 2001 un operativo federal había entrado por la fuerza a la casa de sus hermanos Antonio (24 años, estudiante de Filosofía), Héctor (22 años, estudiante de Filosofía) y Alejandro (19 años, estudiante de Economía y Sociología), quienes fueron injustamente culpados de haber colocado petardos afuera de una sucursal bancaria. Durante casi 12 hrs. los mantuvieron en esa misma casa, los torturaron y, finalmente los trasladaron para ser procesados. Ese mismo día operativos similares ocurrieron en la casa del indígena Pablo Alvarado Flores (quien se dedicaba a vender calcetines) y de Sergio Galicia Max (un carpintero), quienes corrieron la misma suerte que los hermanos Cerezo Contreras. Todos ellos fueron remitidos a Penales de Máxima Seguridad y estuvieron expuestos a constantes tratos crueles, inhumanos y degradantes, así como violaciones a los derechos humanos.

Ante esta injusta situación Emiliana y Francisco Cerezo conformaron un comité por la libertad de estas personas, organización a la que se sumaron amigos y conocidos de los agraviados. Del 2001 al 2005 los integrantes de esta organización se dedicaron a denunciar las injustas situaciones que vivían sus familiares y conocidos, a denunciar la arbitrariedad e injusticia con la que habían sido acusados falsamente y las anomalías que se presentaban en el proceso jurídico. Como resultado de esto comenzaron a recibir amenazas de muerte para detener la denuncia de la injusta manera en la que el Estado Mexicano pretendía aparentar que tenía policías efectivas para combatir la inseguridad. A lo largo de este tiempo, debido a las experiencias que tuvieron que enfrentar y al aislamiento que debían romper, fueron adquiriendo conocimientos y experiencia en la defensa de los derechos humanos, en los casos de prisión por motivos políticos que existían en México y en los patrones represivos que utiliza en Estado mexicano. Por ello comenzaron a trabajar, a la par del caso específico que los había unido, por denunciar la injusticia que vivían muchas otras personas que habían sido injustamente detenidas y asociadas a motivos políticos o que estaban presas por la manera en la que pensaban y defendían los derechos humanos o exigían al Estado que cumpliera con su trabajo.

Para el año 2006 muchas más personas conocían no sólo el caso, sino el trabajo por la libertad y de denuncia de actos represivos que había adquirido el Comité Cerezo México, comenzaron a acercarse para pedir que los asesoraran para la defensa de casos parecidos, para hacer análisis de las amenazas e incidentes que enfrentaban, por lo que el Comité ya no sólo hacían un trabajo de documentación y acompañamiento de su propio caso, sino que comenzó a funcionar para atender muchos otros casos y para compartir el conocimiento con otras personas.
En el año 2005 Alejandro Cerezo fue exonerado de toda culpa, mientras que, por ilógico que parezca, Pablo Alvarado cumplió una sentencia de cinco años, por lo que salió libre en el 2006, mientras que Héctor y Antonio Cerezo Contreras cumplieron una condena de siete años y medio, por lo que su libertad les fue devuelta hasta el año 2009. Todos ellos decidieron, luego de la terrible experiencia que habían vivido, incorporarse al Comité Cerezo México y trabajar para denunciar y evitar que cosas como las que les habían ocurrido siguieran pasando en México.

Actualmente, el Comité Cerezo está integrado por personas sensibles y solidarias; víctimas de hostigamiento y amenazas por parte del Estado y, sobrevivientes de tortura y encarcelamiento ilegal e injusto. Somos una organización de trabajo, solidario y voluntario, dedicado a la defensa y promoción de los Derechos Humanos de víctimas de la represión por motivos políticos en México, con un carácter civil, autónomo, laico e independiente

El Comité es una organización que contribuye, en el ámbito nacional, al conocimiento y uso de la herramienta de los Derechos Humanos; a la defensa de los DH y que acompaña a los diferentes actores de la sociedad en su perseverancia legítima por obtener el pleno derecho a la autodeterminación y la justicia. El trabajo del Comité Cerezo está basado en el principio de la solidaridad humana como pilar fundamental para la construcción de una sociedad que garantice el completo disfrute de los Derechos Humanos, vistos como interdependientes e integrales.

Actualmente contamos con las siguientes áreas y proyectos

Áreas de trabajo

  • Acompañamiento
  • Sistematización
  • Internacional
  • Educación
  • Difusión
  • Cultura Proyectos
  • Revista Revuelta
  • Cafetería
  • Serigrafía
  • Offset

Para establecer un contacto o recibir más información puedes consultar las páginas:
www.comitecerezo.org
www.vientodelibertad.org
www.vientodelibertad.org/ushahidi/
O escribir al correo comitécerezo@nodo50.org

Share This

Comparte

Comparte este post en tus redes.

Shares
A %d blogueros les gusta esto: